DSC07783.JPG

KUKUNARI

Espacio para ser y crecer...

Plataforma de recursos pedagógicos inspirados por la pedagogía Waldorf-Steiner y la escuela en la naturaleza. Para padres, madres, educadores con niños y niñas de 3 a 7 años. Kukunari quiere compartir herramientas y conocimientos a las familias que desean de optar por una educación integral, respetuosa y adaptada a las necesidades de la infancia en nuestra época.

 
 


KUKUNARI

Un paso adelante

La palabra Kukunari viene del griego y significa “piña”. La piña es símbolo de vitalidad, al igual que el ser en la infancia que juega libremente, insaciable y curioso.

El pino es uno de los raros árboles que no pierde sus hojas en invierno, lo que le permite estar conectado a la luz del sol durante todo el año...


El proyecto Kukunari nace del reconocimiento del ser pequeño que está, tal y como el pino, siempre conectado a su luz interior y a su sabiduría. Capaz de sobrevivir en suelos muy secos, esta característica del pino hace referencia a la capacidad creativa y la fuerza interna del ser en desarrollo, quién, mediante el autoconocimiento, alcanza la autonomía para crecer con sus recursos y experiencias. El pino no es un árbol solitario, vive cerca de sus semejantes, con los cuales comparte, colabora y da vida al bosque entero…

EL IMPULSO

A través de la puesta en marcha de esta plataforma está la necesidad de obrar hacia una educación respetuosa por el niño (sus ritmos y necesidades) y por el mundo que nos rodea (la naturaleza y todos los seres de nuestro planeta). Ante la situación actual de fracaso escolar, desmotivación para aprender (que es la facultad más grande del ser humano), déficit de atención, dificultades de aprendizaje, trastornos por déficit de naturaleza, perdida de creatividad, bullying, etc. los recursos propuestos aquí y guiados por la antroposofía como base pedagógica y espiritual quieren participar del ideal pedagógico necesario para construir el mundo de mañana.

" Aprende, no para acumular conocimientos como un tesoro personal sino para emplear lo aprendido al servicio del mundo". Rudolf Steiner

JUEGO LIBRE

El juego es el lenguaje de los niños, es su manera de crear, es su manera de relacionarse y de entenderse ellos y al mundo.

Es su manera de aprender. 
Para ello, es fundamental brindarles el espacio y las condiciones propicias para que puedan jugar libremente, correr, saltar, explorar, sorprenderse, imaginar, inventar, crear…

dsc07496.jpg
DSCF1350.jpg

CREATIVIDAD

La creatividad es omnipresente en la pedagogía Waldorf. Se trata de fomentar la capacidad expresiva a través de recursos variados, reconociendo  como creaciones las propuestas que emanen de los/las niños/as.

La noción de creatividad se entiende como un proceso para ir "capacidad de ir más allá de lo conocido", dibujando un camino nuevo para llegar a donde uno quiere llegar. La creatividad encierra también la noción de libertad : actúa como motor individual hacia lo colectivo : lo que uno, desde su propio mundo interior, puede traer al mundo exterior. Actuar de manera creativa es una invitación a crear un mundo mejor, cambiando lo que es obsoleto, sembrando belleza y amor para el futuro. La actividad creativa permite al mundo emocional y la intuición del/la niño/a desplegarse. Es una poderosa herramienta para la expresión libre desde un enfoque más intimo. Ofrece un espacio de comunicación para trabajar la individualidad, el mundo interior, la concentración y la presencia.

ACOMPAÑAMIENTO RESPETUOSO

El/la acompañante confía en la curiosidad innata del infante, en su afán por aprender y le guía según sus intereses, sin adelantar etapas. Esta es lo que se considera la verdadera y comprometida tarea del/la educador/a : sin miedo ni expectativa, sin juicio. Pero con el corazón abierto y una mirada respetuosa. La figura del adulta/o se queda en segundo plano, observando y proponiendo.

"Solo puede transmitirse al niño aquello que el educador ya conquistó en sí mismo" Rudolf Steiner

land-art3_edited.jpg
 

ANTROPOSOFÍA

EL RITMO Y LA RUTINA

La pedagogía Waldorf Steiner recuerda la importancia de los ritmos en la educación de los niños. Los ciclos naturales,  la rutina repetida diaramente (aunque cada día sea distinto!) otorgan seguridad, paz y confianza, tanto para el adulto como para los pequeños. Se invita a los niños a hacer las cosas con calma.

A su vez, el desarrollo de cada uno individualmente se ve reflejado en algo el paso de las estaciones del año y de sus fiestas. Por ejemplo, el otoño es una invitación a volver hacia dentro poco a poco para prepararse para el invierno, temporada de más calma.

Lo mismo vale para la alimentación : se preconiza comer sano (y ecológico) y de temporada. Cada cosa en su momento !

 

©2019 por Kukunari

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now